10 consejos para mejorar tus fotografías de viaje

Nos encanta capturar los momentos, lugares, e impresiones de los lugares a los que viajamos, queremos enmarcar para el recuerdo lo asombroso y novedoso de esos lugares y las experiencias ahi vividas. Es por eso que queremos contarles diez pequeños consejos que te ayudarán a capturar esas fotos tan soñadas.

1. El equipo no lo es todo

Cuando vemos una persona en la calle con una gran cámara y un gran lente solemos pensar que es un excelente fotógrafo. Pues, para la fotografía se necesita mucho más que eso. Un buen equipo puede ayudar a tomar grandes fotos pero vale más afinar tu ojo y desarrollar tu creatividad. Con la tecnología de hoy día se pueden conseguir fotos impresionantes sólo con un celular.

Claro es que hay ciertos tipos de fotos para los que se necesita un equipo especial, como son las fotografías nocturnas. Puedes ver algunos de los accesorios que ofrecemos para mejorar tus fotos en nuestra colección de Fotografía

2. Busca inspiración

Aunque poco a poco vayamos desarrollando nuestro propio estilo fotográfico viajero, será de mucha ayuda buscar inspiración en fotografías ya tomadas en ese lugar.

Hoy en día resulta muy sencillo encontrar esa inspiración tanto en redes sociales utilizando los conocidos hashtags #, así como en revistas especializadas de viaje como Nat Geo entre otras.

3. La planificación es fundamental

Sin duda la planificación es el elemento más importante en la fotografía de viajes. En ciertas disciplinas como fotografía social podemos dejar más espacio a la improvisación, pero en general una buena planificación nos ayudará a saber qué podemos fotografiar, ganar tiempo sabiendo de antemano las diferentes localizaciones, así como disfrutar de esos lugares en los mejores momentos de luz. 

4. Al que madruga, Dios le ayuda

Los mejores momentos de luz los podremos disfrutar tanto al amanecer como al atardecer durante las conocidas como “hora dorada” y “hora azul”.

10 Consejos Para Mejorar Tus Fotografías De Viaje

Especialmente en ciudades, en los amaneceres podremos disfrutar de esos lugares sin apenas gente. No dejes de probar esta forma original y diferente de ver ciudades concurridas durante el día y el atardecer.

5. Mira más allá de la foto de postal

Todos queremos traernos siempre capturadas las estampas típicas también conocidas como “fotos de postal”, pero en muchas ocasiones merece la pena ir más allá y buscar esas otras escenas menos conocidas que nos hablen y digan algo interesante.

Aunque las postales ayudan a asociar de forma rápida un destino y a identificarnos con él, esas otras tomas que incluyen una visión más personal pueden ayudar a reforzar el mensaje que queremos transmitir.

6. Observa las reglas básicas de composición

No es necesario realizar ningún curso de fotografía, pero apenas nos llevará un rato echar un vistazo a las principales reglas de composición en fotografía y nuestras capturas mejorarán exponencialmente.

Algunas de las reglas básicas más importantes serán la regla de los tercios, las proporciones en el horizonte o la ley de la mirada en los retratos, siempre buscando el mejor punto para colocar el elemento de interés que queremos en nuestra fotografía.

Por otro lado, el simple hecho de movernos un metro adelante o atrás, o agacharnos, puede cambiar completamente la visión y ofrecer una perspectiva más original.

Jugar con la perspectiva y la altura es una técnica sencilla que nos ayudará a conseguir volumen e interés en nuestras tomas.

7. Ten paciencia

Hay tomas que requieren mucha paciencia y más de un intento, como por ejemplo en fotografía de fauna donde ver a los animales no siempre depende de nosotros o fotografiar elementos naturales como la rayería o auroras boreales, donde podemos llegar a pasar horas en exteriores esperando a que aparezcan.

Patience

Es importante tener siempre una buena dosis de optimismo y paciencia para animarnos a esperar y conseguir esa foto soñada.

8. Abre bien los ojos

Aunque en la planificación esté casi siempre la clave del éxito, es muy importante tener siempre los ojos muy abiertos, observando la luz y el entorno. Especialmente en lugares donde la acción ocurre muy rápido y cada segundo puede suponer una oportunidad diferente, como por ejemplo en fotografía social o de fauna, donde puede existir una composición increíble que dure apenas unos segundos.

9. Interactúa con la gente local

Conocer nuevas culturas y puntos de vista siempre enriquece, pero además esa conexión con la gente local nos ayudará a perder la vergüenza y sentirnos más libres al fotografiar. No dudes, siempre desde el máximo respeto, en pedir permiso para una fotografía concreta.

compartiendo el almuerzo

10. Cuenta historias

Por último, más allá de toda la planificación y técnica, nuestro objetivo deberá ser expresar lo que sentimos en ese momento del viaje.

Al igual que podemos contar nuestras historias y experiencias por ejemplo en un diario, nuestra cámara puede ser parte de nuestro lenguaje. Y es que como dice el refrán, “una imagen vale más que mil palabras”.